El acné muchas veces tiene serias consecuencias psicológicas y físicas. La autoestima del que padece severos brotes de acné puede verse seriamente perjudicado si no encuentra una solución definitiva. Por lo general, los medicamentos no curan el problema de raíz, pero sí disminuyen mucho el impacto.

Más allá de remedios caseros y fórmulas mágicas, el acné debe tratarse integralmente. Es la respuesta a un mal funcionamiento. Por esa razón es bueno saber si tu acné se debe a factores genéticos, exceso de grasa, estrés acumulado o cambios hormonales. Una vez que conoces el motivo de tus brotes de acné, es más fácil encontrar soluciones.

El acné puede mejorar mucho con una dieta balanceada y rica en vitaminas. Cada una le aporta distintos beneficios al organismo y, por si fuera poco, a la piel.

Un consumo regular de vitaminas contribuye con una buena salud, más energía y una piel sana y nutrida. Poniéndole atención a lo que comes te cuidarás consumiendo alimentos ricos en vitaminas.

Una buena dosis de vitamina B es buena para el acné. Se encuentra principalmente en productos de origen animal. Por esa razón, hay vegetarianos muy estrictos que necesitan suplementos de vitamina B para compensar la falta.

¿Es bueno el complejo B para el acné?

Mucho se ha dicho acerca del complejo B para el acné. Al principio se creía que era una sola vitamina B, pero con el tiempo se descubrió que el complejo B engloba a las vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9 y B12. Existen expertos que aseguran que la vitamina B sirve para el acné. Otros, en cambio, afirman que un consumo excesivo de la vitamina B12 causa acné.

Lo que sí es cierto, es que cada organismo asimila los nutrientes de una manera distinta. Así que no está demás consultar con un especialista lo que debes hacer para mejorar tu dieta rica en vitamina B.

Si tienes una vida ajetreada y un trabajo que te quita tiempo para todo, probablemente sea una buena noticia saber que la vitamina B y el estrés están relacionadas.

El estrés tiene impactos negativos tanto internamente como externamente. Cuando tenemos muchos problemas encima, es natural que aparezcan más granitos. Esto sucede porque en altos niveles de estrés, las glándulas sudoríparas están muy estimuladas y producen más sudor del normal. El sudor y la suciedad en el rostro son los aliados perfectos para la proliferación de acné.

Ten en cuenta que. si tienes flequillo, hay más posibilidades de que se acumule la grasa en tu frente. ¡Tal vez sea ese el motivo de tus granos!

Vitamina B6 para el acné

Para algunos, la vitamina B resulta una cura infalible para los granitos. También hay quien se sorprende con brotes que nunca antes había tenido una vez que se le han suministrado ciertas dosis de vitamina B.

La vitamina B6 es muy eficaz si se consume en pequeñas dosis. Si te excedes… solo tendrás que ir al baño. Esta vitamina, al contrario del a vitamina A, es hidrosoluble y se va fácilmente una vez que orinas. Es por eso que necesitas tomarla diariamente. Antes de hablar de resultados, es bueno conocer cómo funciona la vitamina B para prevenir el acné.

¿Cómo funciona la vitamina B6?

La vitamina B6 actúa regulando la producción excesiva de sebo. Cuando tienes mucho aceite natural en la piel, combinado con la suciedad que se acumula en el rostro, se estimula la proliferación de granitos y comedones.

Por el contrario…

Si la piel grasa es la responsable de tu acné, prueba consumiendo dosis bajas de vitamina B6 todos los días. Una media de 2mg al día serán suficientes para evitar la aparición de nuevos brotes.

Beneficios de la vitamina B6 para el acné

Otro de los beneficios es que aumenta los niveles de serotonina, hormona responsable de mantener el buen humor. Si tus ánimos están altos, será más fácil para ti llevar el día a día. Las vitaminas B12, B1 y B6 regulan el funcionamiento del sistema nervioso reduciendo los niveles de estrés y mejorando la forma en que encaras los problemas del día.

Recuerda que el estrés hace que sudes y eso puede provocar que tengas muchas espinillas.

¿Cómo tomar complejo B para el acné?

Los suplementos de vitamina B deben consumirse de día, específicamente en las mañanas. Es una vitamina que se encarga de dotarte de energía. Es mejor que la acompañes con la primera comida y un buen vaso de agua. También puedes encontrar la vitamina B en su forma natural en verduras de hojas verdes, el hígado, el cerdo, pollo, yema de huevo, champiñones, plátano, atún, avena, aguacate, frijoles y lentejas.

Estas vitaminas como la B1, B2, B3, B5, B9 y B12 son buenas para mejorar el aspecto de tu piel. Varias vitaminas del complejo B son antioxidantes. Es decir, ayudan a desintoxicar la piel y a que desparezcan las impurezas de la piel. Esto evita que se crezcan las bacterias que producen acné.

¿Vitamina B12 para el acné?

En cantidades exageradas la vitamina B12 es mala para el acné. Todo lo que se consuma en exceso hace daño. Lo más recomendable es que evites tomar suplementos vitamínicos innecesarios. Cuando la presencia de B12 es alta, puede ocasionar brotes de acné en la piel porque cambia las actividades de las bacterias relacionadas con el acné.

La verdad es que la vitamina B12 causa acné en algunas personas. Estudios han demostrado que no todo el mundo tiene acné debido a altas dosis de B12, por lo que fácilmente se puede concluir que todo varía de acuerdo a cada organismo.

Puede que tras una inyección de B12 notes que unas semanas después empieza a aparecer más espinillas. Eso es un efecto secundario. No te preocupes si es tu caso, con el paso de las semanas desaparecerán esos granos inoportunos.

Vitamina B
Califica este post